Luna Llena en Escorpio. Tiempo de limpieza y drenaje en las raíces del linaje.


Se sienten los barros moverse, se sienten los fangos queriendo desplegarse del cuerpo para dejar a la luz uno nuevo.

Se trata de una luna llena muy poderosa, con gran alquimia y medicina si permites que así sea.

Se siente un fuerte llamado desde las raíces de la Tierra, se siente en nuestros cuerpos, en nuestros úteros, en nuestros centros , en nuestros músculos y en nuestros estados de ánimo.

La abuela Luna insuflada por la medicina escorpiana nos llama a la palestra, nos pone frente a nuestros barros y fangos más profundos para atenderlos, para mirarlos , para mimarlos y así transformarlos en la auténtica medicina que son. Las raíces de nuestros linajes piden ser drenadas, piden sumergirlas en agua de manantial y sal y desintoxicarlas del alquitrán emocional para purificarlas y liberarlas, piden un rezo elevado al Gran Misterio a la vez que entregas tu siembra lunar, piden que tomes acción y te liberes de esos patrones viejos que ya no sientes vivos dentro.

Que te sientes frente a un espejo y mires a los ojos a ese ser que se ve reflejo, míralo con el corazón en las manos , con empatía, con amor y con perdón; y pídele que diga a viva voz ¿quién soy yo?¿qué limites estoy dejando de poner de tal manera que solo me aportan auto traición ?

¿ Qué estoy dejando de hacer por hacer algo por los otros? ¿Qué venenos no estoy dejando ir, ni estoy drenando por seguir anteponiendo a otros?

¿Cuánto me estoy haciendo cargo de mis barrizales? ¿ Los atiendo y los alquimizo con madurez y esmero o pretendo que otros lo hagan por mí?

Es tiempo de sentarse frente al silencio y el espacio sagrado para tomar consciencia aquí y ahora de que venenos y fangos deben ser depurados.El cúmulo de basura basado en falsas creencias, en patrones de dolor, mentiras, abusos y baja vibración pide con urgencia ser puesto bajo limpieza y depuración , desde nuestro propio autocuidado, sostenimiento y madurez emocional.

Nos pide coger las riendas de una vez y galopar hacia aquello por lo que nos sentimos verdaderamente llamados, teniendo la fe absoluta de que aunque nuestro caballo se manche las patas de fango, en nuestro camino también encontraremos los ríos sagrados que purificarán todos esos barros, sabiendo que el llamado del corazón nos guiará siempre hacia nuestro más alto bien.

Hazte cargo de tu espacio sagrado, cuida tu silencio, tu camino, protege tu centro y permite que otros lo hagan también por sí mismos.

Drena las relaciones y las estructuras que ya no forman parte de cimientos seguros en tu crecimiento, ni en el latir de tu corazón. Todo cuanto es arriba es abajo, todo cuanto es adentro es afuera, permítete ser parte del cambio, ríndete a la posibilidad de que para manifestar un cambio primero has de rendirte a cambiar, a abandonar partes viejas de ti para poder avanzar, a soltar relaciones que vibran diferente a tu nueva espiral.

Permite que los fangos sean drenados , permite que las emociones estancadas sean liberadas con brillantes corrientes de luz y agua, permite crecer nueva hierba en los nuevos terrenos fértiles de tu alma, deja morir la mala hierba que ya no forma parte de ti.

Los ancianos de nuestros linajes están rodeándonos, susurrándonos que somos el cambio por el que todos ellos rezaron.

Hoy la carta de la Sabia nos habla de la escucha a nuestros ancestros. Nos indica la gran sabiduría que ellos nos traen vida tras vida. El cuervo representa la capacidad de morir y renacer en tiempos de sombra una y otra vez siempre que sea necesario para superar tiempos de oscuridad en movimiento y barrizal.

Nuestros ancianos y ancestros nos acompañan , nos guían y nos ayudan con su sabiduría frente a lo que la vida nos arroja, sin olvidar que la sabiduría se encuentra guardada en nuestra alma vida tras vida.

Esta carta nos pide ser comprometidos, con nuestra labor, con nuestro servicio, con nuestro crecimiento y expansión dentro de nuestra situación actual. Nos recuerda que no hemos nacido ni estamos aquí para dejarnos caer y sentirnos con falta de fe.

Sigue trabajando en lo que estés trabajando ahora y confía, pues traerá grandes beneficios a largo plazo en tu vida.

Os deseo un tiempo de alquimia profunda en vuestras vidas, en vuestros patrones y en vuestras raíces del alma.

Es tiempo de brillar siendo los transmutadores propios de nuestra oscuridad.

" Los fangos tiñen de negro nuestros cuerpos a la vez que traen una poderosa y beneficiosa alquimia para el corazón"

Deseo que los fangos estancados sean por fin atendidos, drenados y puestos en LIBERTAD.

Así sea. Hecho está. Ahó.

Con amor y medicina,

Verónica Alonso.


113 vistas

Contactanos en:

(+34) 657 92 80 86
Moon of Gaia

Síguenos en:

  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube

© 2017 Moon of Gaia. Todos los derechos reservados