CEREMONIA DE CACAO SAGRADO Y COPAL


El Cacao una excelente planta maestra, muy sanadora del cuerpo y del alma. La combinación de la respiración consciente y del cacao, produce una poderosa sinergia que sana el cuerpo, restaurando la energía y limpiando la mente. Es una experiencia especial para experimentar el amor, el perdón, la sanación del cuerpo y del alma y estados profundos de sanación y reconexión.

CACAO SAGRADO

Los Mayas y los Aztecas consideraban el árbol del cacao como un árbol divino. Quetzalcóatl -la Serpiente Emplumada-, el Dios fundador de la cultura Azteca, Kukulkán para los mayas, regaló el cacao, que era su alimento favorito y bebida de los dioses, a los hombres para aliviar su cansancio y deleitar el reposo.

Era la bebida de los nobles y sacerdotes, la bebida de los Dioses, que se usaba en rituales sagrados. Estaba relacionada con el vigor físico, sexual y la vitalidad. Los Mayas creían que el cacao les alimentaría después de la muerte. Los Aztecas, lo usaban para eliminar el cansancio y estimular las capacidades psíquicas y mentales y para sanar a los guerreros después de los combates; era una fuente de sabiduría espiritual, energía corporal y potencia sexual; lo denominaban también oro líquido, pues los granos se usaban como moneda.

El árbol que daba fuerza era considerado divino y quien lo cultivaba tenía el oficio de jardinero del Paraíso. La diosa del cacao es Ixcacao, pareja de Ek Chuah.

CACAO CEREMONIAL

Es la variedad original por los Mayas, cultivada artesanalmente, fermentada al Sol y tostada, totalmente natural. Recientemente se ha recuperado su aplicación como bebida sagrada y planta maestra, pues abre el corazón y ayuda a limpiar emociones bloqueadas.

El cacao es legal y sano, con efectos reconstituyentes y revitalizantes. Su uso ritual y sagrado permite su empleo en trabajos de sanación e introspección.

LA SESIÓN

Son ceremonias de sanación del cuerpo, de restauración energética y del alma. El un contexto meditativo y de introspección, permite la apertura de la conciencia y la sanación de temas centrales de la persona.

El cacao es una planta sagrada, una planta maestra; el trabajo con plantas sagradas. En las ceremonias se producen profundas comprensiones y sanación que hacen de estas sesiones experiencias muy transformadoras.

EFECTOS

Aumenta la circulación sanguínea periférica en un 20%, y se nota un efecto claro en la zona del corazón; tiene un ligero efecto IMAO. Es energetizante y revitalizante, aumenta la sensación de bienestar.

Produce una ligera psicoestimulación, un cierto estado ampliado de conciencia y de percepción sensorial, perfecto para el trabajo interior y la sanación. No es un psicodélico, pero sí facilita el viaje interior, sin desconexión de la percepción externa. Se puede decir que es un facilitador y al mismo tiempo un restaurador de los cuerpos físico, energético y mental/emocional. Ayuda y acelera la transformación interior y la liberación emocional.

El cacao produce calidez y ligereza, te hace sonreír y sentirse bien, una sensación parecida a la del chocolate, mucho más fuerte.

La sesión dura varias horas, en las que se mantiene un estado de interiorización y se producen experiencias de sanación y comprensiones profundas. El efecto sanador del cacao se puede notar varios días. Es conveniente tomar agua durante y después de la sesión.

NOS VEMOS MUY PRONTO PARA TEJER EL AMOR CON CORAZÓN.

Con Amor y Medicina,

Verónica Alonso.


19 vistas
¿Te gustaría más información sobre nuestros cursos, formaciones y talleres?

 

Contáctanos en:

(+34) 657 92 80 86

Síguenos en:

  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
Moon of Gaia

© 2017 Moon of Gaia. Todos los derechos reservados