ESPIRAL 2018


ESPIRAL 2018.

Vuelvo a ver la cola de la espiral. Vuelvo a pasar por el cuerpo cada una de las experiencias que me han tocado el alma este año. Vuelvo a ver ante mi tantas palabras, tantos hechos, tantas vivencias, tantas almas. Vuelvo a ver a mi abuelo, vuelvo a ver a mi abuela, vuelvo a ver a mi padre, y a tantos ancestros y ancestras que me precedieron.

Me veo a mi, girando en espiral, luna tras luna, ciclo tras ciclo, siembra tras siembra, rito tras rito.

Me siento en silencio, me abrazo el corazón y acepto ver lo que aún no llegó, e igualmente agradezco. Permito salir a través de mi lo que sí pude sentir, lo que si llegó, lo que tan vivamente por mi cuerpo se manifestó.

Me dejo ver girando en la espiral que me trae hoy hasta este lugar, me permito y acepto dar toda la gratitud por lo que no fue , me permito ver lo que sí es, me permito aceptar y sentir llegar a mis brazos todo lo que he sembrado, toda la medicina que este año he decidido destilar, sembrar y cosechar.

Cómo explicar cuando se transcurre en una espiral que no deja de girar, cómo explicar que aprendí a retornar al agua, navegando mis emociones desde las aguas oceánicas uterinas y conocedoras de mi historia. Que me supe sabedora de mi propia filosofía de vida, retornando a eso que tanto tememos y que llamamos miedo, que mi caldero sagrado se llenó de poder cuando del fuego retorné Diosa de mi misma , parida y renacida desde mi centro de poder.

Cómo explicar que retorné a la Tierra, que me vacié el vientre de la sangre que luna tras luna me bendice, y me recuerda lo que significa ser MUJER. En reverencia a mis memorias, a las memorias y vivencias de mis ancestras, en ofrenda a mi y a la Madre Tierra.

Como explicar que retorné al viento, que me volví sándalo y salvia con aroma y vuelo de incienso, que me permití despegar los pies del suelo, para ser águila de cabeza blanca, para focalizar, para volar, para soñar.

Cómo explicar que las estrellas y los planetas situados en mi día de nacimiento, forman un precioso atrapasueños lleno de hilos de estrellas y universo, que cuentan que soy una Sanadora de la Tierra, Sanadora de almas, Sanadora de mentes y de cuerpos, Sanadora a través de las vibraciones en las palabras.

Como explicar que si me quedo mirando fijamente a un espejo, veo plumas, tez morena, piel tersa y con pinturas, veo arrugas, cabellos plateados, ojos intensos y rasgados, y a una mujer intensa y profunda, una sabia y salvaje, segura de la sabiduría de sus vidas, de su esencia legendaria y divina, Chamana visionaria le llaman.

Se cierra de nuevo el final de una espiral, que pronto resurgirá y renacerá. Dejo volar como la pluma sobre el viento, aquello que ya no forma parte de mi telar, me despido de ello con gratitud, amor y respeto, libero lo viejo, cedo espacio a lo nuevo.

Mi tambor y mi maraca me acompañan, los lobos que este año alimenté desde la sabiduría y el amor, vienen a correr conmigo, vienen a formar parte de mis cantos, de mis partos, de mi manada de lobas legendarias.

Y mientras pido por el Amor para todos, y por la sanación de los corazones rotos, yo me retiro a respirar.

Respirar todas las partes de mi, para seguir buscando, para seguir encontrando, para seguir amando como mi corazón me ha enseñado.

Para seguir encontrándome un poco más cada día, seguir alzando mis sueños, mis anhelos, seguir rompiendo mis miedos, seguir destilando mi felicidad que ya en nada se parece a lo viejo.

Respirar para seguir mirándome , para seguir latiéndome, para seguir explorando rincones de mi ser aún no habitados.

Porque espero, confío y deseo que haciéndolo yo, se expanda la vibración, y en sincronía con el amor, sientan vibrar en ello, muchos otros al son de su corazón.

Feliz Respirar en tu próxima Espiral 2019.🌀✨💗

Con Amor y Medicina,

Verónica Alonso.


8 vistas
¿Te gustaría más información sobre nuestros cursos, formaciones y talleres?

 

Contáctanos en:

(+34) 657 92 80 86

Síguenos en:

  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
Moon of Gaia

© 2017 Moon of Gaia. Todos los derechos reservados